lunes, 15 de julio de 2013

Botas de agua

Fin de semana lluvioso. Y se prevé que esta semana también la tendremos pasada por agua. Pero eso no significa dejar de hacer cosas. Hay que equiparse bien, y tema solucionado. 

Para la lluvia, los pequeños tienen una vestimenta especial. Consiste en una chaqueta y un pantalón (en el caso del pequeño un peto). Todo ello resistente al agua y al viento. Es lo básico. Si además llevan forro que permite la transpiración, mejor aún. El mayor tiene un conjunto que cumple los tres requisitos: waterproof, windproof & breathable. En cambio, para el pequeño nos despistamos, y el conjunto no es transpirable. Finalmente, no lo cambiamos, porque vimos muchos niños en Trondheim que llevaban  trajes del mismo tipo. El segundo motivo es logístico; estamos quitando el pañal, y es más fácil limpiar los escapes que si el equipo tuviera forro.




Otro de los requisitos mínimos de un buen conjunto son las cremalleras. Las mismas deben estar protegidas para evitar que se oxiden, o que entre agua y frío a través de ellas. Si son exteriores, deben estar cubierta con una fina capa de silicona.

Es bueno que la ropa sea reflectante. Así estén donde estén las fieras son absolutamente visibles. Y por último, es imprescindible que haya gomas en el pantalón para poder sujetarlo a la bota. Así no entra ni frío ni agua en las piernas de los niños.

Los trajes de las fotos son de H&M, aunque hay muchas otras marcas de similar calidad/precio como Celavi o Name it. También podéis encontrar diseños divertidos de las firmas Villervalla y Reima. 



Unos buenos guantes, y las botas de agua de toda la vida completan el equipo. Arnau eligió unas de Angry Birds, muy coloridas. Y Adrià escogió unas de color azul y amarillo. Les encanta poder pisar charcos sin preocuparse de nada más que de pasarlo bien. 


Con la lluvia, la hierba desprende un olor a mojado, que me recuerda a los veranos en Vilafranca. Me gustaba correr con las botas de agua por les Fonts del Llosar. Si aún no tenéis pensadas las vacaciones, os recomiendo una visita a la zona. Es ideal para ir en familia. Naturaleza, tranquilidad, y buena gastronomía. Muy cerca están pueblos bonitos como Ares del Maestre, Morella, la Iglesuela del Cid etc. Hay alojamientos de todos los precios, especialmente casas rurales y campings. A partir de cinco personas os recomiendo una casa rural, a cuya web podeis acceder pinchando aqui

Esta semana será inevitable hacer cosas en casa. Estoy maquinando algunas manualidades. Ya os iré contando.

Por último, no podía acabar esta entrada sin invitaros a visitar un blog precioso, Con botas de agua

¡Saludos a todos, y... ¡Bienvenida, Asia!









4 comentarios:

  1. Nena, encara t'encomanaré uns trajes d'aquests!! Quina bona pinta i que bé s'ho deuen passar!!

    ResponderEliminar
  2. Quan vulguis! La veritat és que et treus tot el patiment de sobre. Juguen en plan bèstia i no es mullen gens. Petons!

    ResponderEliminar
  3. Hola Lidia, aun vives en Trondheim?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karla. Puedo ayudarte? Saludos desde Noruega.

      Eliminar