sábado, 21 de diciembre de 2013

Fiesta en la barnehage y vacaciones

Ayer los chicos salieron entusiasmados de la barnehage. La nissefest fue todo un éxito. Llegó el nisse a la escuela y bajó por el tobogán  del patio. Los niños miraban con cara de sorpresa e ilusión el espectáculo desde las ventanas de la clase. Los enanos iban con el típico gorro de Papa Noel, e incluso algunos llevaban el traje completo. Bailaron, jugaron, comieron julegrøt, y vieron una película. Sin duda, un día especial.

                                            Camino a la Nissefest de la barnehage

Yo no estaba allí, porque era una fiesta sin padres, pero colgaron unas fotos. Las vi cuando fui a recoger a los niños. Me contaron los chicos que el nisse los saludó con la mano y se fue,  pero dejó un saco con regalos para todos. Cada uno recibió una bolsa de papel con dulces, y una mandarina en su interior.

Arnau salió de la barnehage maquillado con coloretes rojos y topos negros. Estaba muy gracioso. Adrià estaba muy ilusionado, y me contó cómo había ido todo varias veces.

Esta semana las fieras también nos han dado con mucha ilusión a Pau y a mi sus julegavene del colegio (regalos de Navidad). El mayor ha traido a casa unas velas, un árbol de Navidad pequeño y un cuadro. Y el pequeño un cuadro y una manualidad con pintura. Todo iba envuelto en papel de seda con un montón de pegatinas navideñas, y lazos de colores.


Por cierto, la fiesta de Sankta Lucia de la semana pasada fue preciosa. Arnau y sus compañeros cantaron tres canciones vestidos de blanco y con un gorro en forma de punta los chicos. Todos llevaban una vela eléctrica en la mano, y una de las niñas una corona con velas eléctricas. Hicimos fotos, pero por respeto a la intimidad de los otros niños y sus familias, no las colgaré en el blog. Adrià y el resto de niños junto a los padres hicimos de público. Luego, hubo degustación de pepperkaker y lussekatter. No faltó café y julebrus (refresco dulce de Navidad)

                                              Imagen de Flickr de Anja Jonsson

El  próximo día especial es el lunes 23 de diciembre. Es un día muy casero aquí, porque es cuando los noruegos ponen el árbol de Navidad en sus casas, y lo decoran. Se suele implicar toda la familia. Ya el 24 llega el julenisse y da los regalos a los niños, que le cantan la canción På låven sitter nissen. Es curioso porque en otras partes del mundo, como sucede en Barcelona en Navidad o por Reyes, los pequeños ven los regalos cuando se despiertan. 

Culinariamente, aparte del julegrøotros de los platos más típicos de estos días son de carne, por ejemplo el pinekjøtt, o de pescado, como el lutefisk. Éste úlltimo tiene sus partidarios y sus detractores. Yo aún no lo he probado. Según comentan, el pescado queda con una textura gelatinosa un tanto extraña al paladar.  

Por cierto, si queréis saber más sobre las celebraciones que se avecinan los próximos días en Noruega, con todo lujo de detalles, os recomiendo que pinchéis aquí

Por último, no he podido resistir la tentación de mostrar la primera postal de Navidad de Arnau en Noruega. Amor de madre total.


Dicho esto, con nuestros mejores deseos para todos vosotros, iniciamos el proceso de desconexión vacacional en 3,2,1...





2 comentarios:

  1. Pero que niños más guapos y risueños!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los piropos. Estaban muy emocionados por la fiesta :)

      Eliminar